“Una biblioteca en el parque”: artículo publicado en Biblogtecarios

Os traemos un post muy especial de la mano de Rebeca Martín que, junto con Soraya Herráez, forma parte un proyecto que nos encanta y que no es la primera vez que habita este blog. Sí, hablamos de unpuntocurioso.com y esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotr@s.


Decía Carmen Martín Gaite que el Campo de San Francisco estaba lleno de historias. Y no se equivocaba. Históricamente ha sido un espacio de referencia en Salamanca por dónde paseaban los enamorados, se reunían las familias, acudían a recoger agua de la fuente cuando el agua no llegaba a las casas y a leer bajo la sombra de los árboles, como hacía la propia Carmen.

Del campo abandonado que fue en el siglo XVIII pasó a convertirse en plaza de toros, cosas de la vida y de las aficiones populares. Luego en el XIX apostaron por llenarlo de árboles y fue así como llegaron los 600 álamos. Ese paseo se convirtió en refugio de los salmantinos que buscaban un remanso de paz, un encuentro de amor o simplemente acudían a por agua a la fuente, que se convirtió en centro de cotilleos, historias, vidas. Entre ellos, Miguel de Unamuno, que encontró en sus paseos la inspiración para escribir sobre la Salamanca a la que amaba.Una biblioteca en el parque Rebeca Martín García

Unamuno dijo del Campo de San Francisco:

El cuerpo canta;

 la sangre aúlla;

 la tierra charla;

el mar murmulla;

 el cielo calla

 y el hombre escucha.

Y no se equivocaba.

Sigue leyendo en Biblogtecarios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s