¿Te han gustado los cuentos?

La necesidad de escuchar historias se prolonga a lo largo de toda la vida y, aunque cuando crecemos muchas veces somos nosotros mismos los que nos alejamos de ellas (por falta de tiempo, por vergüenza, por desconocimiento) lo cierto es que se disfrutan con cualquier edad. Ahora, no hay mayor sinceridad que la del público infantil a la hora de valorar una sesión de cuentos. Su ingenuidad y su inocencia hacen de ellos el mejor método de evaluación. Por eso hoy compartimos un divertido decálogo que puede orientar a todos los contadores de historias a la hora de ser autocríticos con su trabajo o con su pasión. ¡Allá vamos!

Nivel 1. ¿Cuándo se acaba?

No, no le están gustando. Plantéate la duración, la selección o el tono, pero lo cierto es que ese niño tiene la cabeza en el parque, en el helado de  después o en el juguete que ha dejado aparcado en ese rato.

Nivel 2. Me hago pis…

Cuando aparece la palabra pis o agua tienes que identificar si realmente se trata de una necesidad fisiológica – mírale a la cara y lo descubrirás enseguida- o si es más bien un distractor. Cuidado, porque este nivel se contagia como la pólvora, atájalo antes de que sea tarde y estés pasando botellas entre la multitud o haciendo fila para el baño.

Nivel 3. Pues mi mamá…

(sustituir la palabra mamá por abuelo/ papá/ abuela/ hermana/etc). Este nivel es bonito porque demuestra que hay atención pero peligroso porque puede derivar en una amena tertulia sobre la familia que nunca tiene fin. Ataja también, introduce la anécdota de la mamá/abuelo/ papá/ abuela/ hermana/ etc en el cuento y sigue adelante sin miedo ni freno.

Nivel 4. Pues yo…

Otro nivel que demuestra cierta conexión con la historia que escucha, ya que el niño ha realizado un proceso de identificación entre lo que está oyendo y algo que le ha pasado a él mismo. Se puede quedar en una mera anécdota o convertirse en un hilo contagioso. Recupera cuando puedas el control.

Nivel 5. No ha sido tan largo.

El nivel intermedio. Ni frío ni calor. Puede que el niño pensara que iba a aburrirse soberanamente o que no tuviera el día mucho para cuentos pero esa sencilla frase confirma que la sesión ha superado sus expectativas. Igual no le ha emocionado, pero ha sido mejor de lo que esperaba.

Nivel 6. Eres un poco payasit@

Ya entramos en niveles de satisfacción que se vinculan con algo muy importante: la diversión. Un niño que dice esto es que se ha divertido contigo y divertirse es uno de los objetivos fundamentales de compartir historias. Compartir risas, humor, anécdotas, disfrutar de las palabras, esconder alguna carcajada, ver sus caras cuando les provocas una sonrisa.

Nivel 7. Magustao.

Así, todo junto, es un notable para los cuentos. Puede que el niño sea tímido y no se atreva a desarrollar el contenido pero quiere compartirlo contigo. No necesita explicarte más que eso, pero lo cierto es que se ha tomado la molestia de acercarse y hacértelo saber.

Nivel 8. ¿Cuándo vuelves?

Esto ya es una nota alta. Denota un vínculo especial con las historias, porque quiere que se las cuentes otra vez. Con dos palabas, te está diciendo que le ha gustado lo que has contado, que le has gustado tú y que quiere verte otra vez. No hace falta añadir mucho mas.

Nivel 9. Otro, otro, otro.

El sobresaliente se consigue cuando te piden un bis. Además suele ser una iniciativa grupal, también muy contagiosa, que viene a decir que no se creen que las historias vayan a termina y que no te puedes marchar todavía. Así que cuando te despides, o incluso antes, se emocionan intentando que les regales una historia más. Es precisamente eso para ellos: un regalo.

Nivel 10. ERES MÁGIC@

Esto es quizás lo más bonito y sincero que he escuchado. Cuando un niño se acerca y te dice esto, quiere decir que la conexión que se ha establecido entre el cuento, el niño y tú va más allá de lo que él puede comprender, y entonces lo llama “magia”. Y la magia es lo mejor que te puede pasar, sin duda.

Amigos de las historias, narradores, cuentistas, bibliotecarios, padres y otros seres curiosos, seguro que tenéis algún nivel o anécdota que os apetece compartir para cerrar este artículo, así que ¡esperamos vuestros comentarios!

Artículo publicado en SalamancaRTValDia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s