De paseo por Calle Imaginación

Qué bien sienta pasear por CALLE IMAGINACIÓN. Gracias a ella, uno siempre puede encontrar el lenguaje de las cosas. De paseo por Calle Imaginación puedes ver como la curiosidad está en las miradas de todos los paseantes que observan a su paso los diferentes escaparates, las casas, a otros niños raros, los colores,… Uno nunca sabe donde puede descubrir una historia que compartir; o algún objeto que  le sea de inspiración para crear;  algo con lo que jugar, reír y llorar.

Estás invitad@ a compartir y disfrutar de este paseo.

 

Ilustración Tamae Mizukami
  • PRIMERA PARADA, arboleda del parque.

Los árboles, curiosos, se asoman por lo alto del muro para ver a la chiquillería jugar; cuando uno mete gol, brindan con sus copas.

Cuentos mínimos. Pep Bruno / il. Goyo Rodríguez. Anaya, 2015.

 Ilustración de Melissa Castrillon
  • SEGUNDA PARADA, el mercado.

“¡Lo vendo todo, lo vendo!”

grita un hombre en el mercado.

“¡Vendo tuercas y tornillos,

cerraduras y candados,

bombón helado y barquillos,

alcohol, tiritas y yodo,

camisas y calzoncillos!

¡De todo, vendo de todo!”

 

Se le acerca una clienta:

“Quiero un bote de silencio,

medio litro de tormenta,

cuatro cajas de buen tiempo

y un kilo de isla desiertas.

Quiero espuma de la playa,

dos botellas de laguna,

un racimo de palabras

y una rodaja de luna”.

 

El hombre del puesto se enfada:

“¡No vendo nada de eso!”

Y ella se marcha diciendo:

“Entonces no vende nada…”

Poema Se vende todo de Pedro Mañas dentro del libro 44 poemas para leer con niños. Selección de Mar Benegas. Litera Libros, 2013.

 

Ilustración de Guridi
  • TERCERA PARADA, aparece un gato negro.

Negro gato.

Negro carbón.

Negro de la noche

y del nubarrón.

Colores y más colores. Mª Rosa Serdio / il. Ester Sánchez. Pintar – Pintar, 2010.

  • CUARTA PARADA, suenan las campanas de la iglesia. Un banco para descansar.

Nunca tengas prisa

ni para una risa.

Nunca te aceleres

por ser lo que no eres.

Nunca se apresures

si bajas o subes.

Nunca le hagas daño

al poco tamaño.

Guarda siempre un sueño

aunque sea pequeño.

Todo lo consigues

si sigues y sigues.

Todo lo serás

con solo esperar.

Llegarás muy alto

con pequeños saltos.

El tamaño es nada:

está en tu mirada.

Y un sueño es muy guay:

da lo que no hay.

Nunca tengas prisa.

Las cosas hermosas

son muy despaciosas.

 

Poema Nunca tengas prisa de Aurelio González Ovies,  extraído del libro Ventanales. Poemas para mirar el mundo.

José María Plaza / il. Agatha Ruiz de la Prada. Edebé, 2013.

Ilustración de Laurent Moreau
  • QUINTA PARADA, un lugar preferido

He llegado al punto final.

Cierro el libro y miro a mi alrededor.

Cada cosa sigue en su sitio,

a pesar del naufragio

del capítulo dos.

Sin darme cuenta ha anochecido.

En la última página,

cuando el tren se alejaba,

salía el sol.

He estado a la vez

dentro y fuera del libro,

libre entre las cuatro paredes de mi imaginación.

 

Poema El libro y sus alrededores de Carlos Martín Ramón en su libro Poemamundi  e ilustrado por Philip Stanton. Anaya, 2010.

Como dice Luis García Montero “Hay que aprender a mirar”. Ver el mundo de una forma especial y divertida. Ser curiosos, discretos… y sacar nuestras propias conclusiones acerca de aquello que vemos para crear y compartir todo aquello que uno quiera: palabras, un poema, una conversación, una canción, una ilustración, y, porque no, una parte de nuestra imaginación.

Artículo publicado el domingo, 24 de marzo, en Salamanca RTV Al Día

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s